fbpx
Un soldador utilizando el método TIG de soldadura

¿Quieres saber qué es la soldadura TIG? Pues en esta nueva entrada de nuestro blog vamos a explicarte en qué consiste y cuándo utilizamos este tipo de soldadura en Metaltech Group. Primeramente, debemos explicarte que «TIG» son las iniciales inglesas de Tungsten inert gas o, lo que es lo mismo, Gas Inerte de Tungsteno.

La soldadura TIG es uno de los procesos de soldadura más frecuente en la actualidad. Para realizar su cometido, este tipo de soldadura genera un arco eléctrico a través de un electrodo de tungsteno localizado en el extremo de la antorcha hasta la pieza metálica en la que se está trabajando.

Dentro de la soldadura TIG, el electrodo de tungsteno es la clave debido al punto de fusión que tiene, el más alto de entre todos los metales puros existentes en la tabla periódica: 3.380 grados centígrados. De esta forma, este electrodo no se funde y emite un arco eléctrico que licua el material. En ocasiones, el electrodo de tungsteno puede estar aleado con materiales de aporte de óxido para mejorar sus propiedades.

Infografía sobre en qué consiste la soldadura TIG

¿Cuándo utilizamos la soldadura TIG?

La soldadura TIG puede utilizarse en cualquier material que pueda soportar un proceso de soldadura. El acero inoxidable, aluminio, cobre o latón son los materiales en los que más suele usarse. Además, la soldadura TIG se utiliza especialmente para la posición de la raíz, porque los cordones son puros y sin poros y, por lo tanto, soportan bien las fuerzas dinámicas.

Hay muchos factores a los que atender a la hora de seleccionar el tipo de soldadura para realizar un trabajo. Por ejemplo, el entorno donde se vaya a realizar es muy importante ya que para realizar una soldadura TIG es necesario situarse en un lugar cerrado o protegido. Esto es debido a que este proceso necesita una cubierta de gas de protección, con el gas suministrado por separado. Por ello, el mejor método de soldadura para utilizar al aire libre sería la soldadura por electrodo.

Cordón realizado con soldadura TIG

Ejemplo de soldadura TIG. (Fuente: Fronius.com)

Ejemplo de cordón realizado con soldadura TIG

Otro ejemplo de soldadura TIG. (Fuente: Fronius.com)

La apariencia del cordón debe ser perfecta, sobre todo si va a ser visible a simple vista. Y la mejor forma para conseguir este tipo de óptica es con la soldadura TIG. Muchas veces el soldador busca un aspecto escamoso y liso, con una textura de la superficie fina, algo que sólo puede lograrse con el proceso TIG.

Otra de las situaciones en la que la soldadura TIG es la mejor opción es para realizar cordones impecables ya que ofrecen las mejores propiedades mecánicas. En este sentido, en el proceso TIG es imprescindible que los bordes de la unión estén totalmente limpios, es decir, libres de óxido, aceite o cualquier otra impureza.

El espesor del componente también es importante a la hora de seleccionar el proceso de soldadura. La soldadura TIG deja de ser rentable si el componente tiene un grosor mayor de cuatro milímetros.

Fuente: blog de Fronius.com

Abrir chat
1
¿Qué tal? Soy José García, ¿en qué puedo ayudarte?